Poco a poco

Hoy está siendo un día malo, de altibajos, más bajos que altos. Me he despertado mal y, a partir de ahí, la cosa ya ha ido a ratos. He trabajado un poco, pero ha aparecido el tema de la reproducción y se me han empañado los ojos, me he repuesto y he trabajado un poco más. He hablado con Cuñada y me he puesto a llorar porque ayer se lo dije a mi hermano y no a ella directamente: igual esta tarde se pasan con el crío a vernos, aunque no sé si mi imagen será la más adecuada (voy en pijama y estoy postrada en el sofá con la nariz roja y los ojos a la par), así que me estoy planteando decirles que vengan mañana, aunque ahora estoy un poco más animada. Al final les he dicho que si lo prefieren pueden venir mañana a cenar, que voy a estar sola.

El problema se agrava porque sigo con dolores abdominales, por suerte ya no son seguidos, pero cuando me dan, lo paso muy mal. Son pocos minutos, me duele tanto que si M. está cerca le destrozo la mano. 😉 Con cada pinchazo me acuerdo de lo que ha pasado, es imposible no hacerlo. Además, todavía me duelen los pechos, por si con el dolor abdominal no tuviera bastante. Deseo con todas mis fuerzas que esto acabe pronto, porque sé que cuando no tenga dolores, me será más fácil seguir con mi día a día. Está claro que no lo voy a poder olvidar, pero al menos no habrá algo que me lo recuerde cada media hora.

Hoy está siendo un día malo, sí, aunque M. consigue siempre sacarme una sonrisa y me está tratando fenomenal. Lo miro y sé lo que siente, sé que por dentro está igual de destrozado que yo, pero hace de tripas corazón y nos saca a los dos adelante. El día que le toque sacarlo a él, me tocará a mí ser la fuerte, y lo seré me cueste lo que me cueste, porque se lo está ganando con creces. La verdad es que he tenido mucha suerte de conocerlo, pero sobre todo de que me perdonara algunos fallos y me permitiera seguir compartiendo mi vida con él. Es una gran persona, una de las mejores que conozco: no tiene maldad, es confiado, es cariñoso, es inteligente, es trabajador y, sobre todo, me ama con locura. Haría cualquier cosa por mí, y lo está haciendo: deja de lado su dolor para intentar calmar el mío. ¿Hay algo más bonito? No sé que haría sin él. Y en este momento, en el que me cuesta expresárselo porque tengo muchas cosas que sacar, ésta es mi forma de decirle que lo quiero y que yo también haría cualquier cosa por él, que lo voy a superar, que lo voy a sacar adelante y que vamos a formar una bellísima familia.

Por cierto, edito el post porque hay una cosa que no os he contado y que, bueno, al final nos animará a ambos y nos ayudará a desconectar, que falta nos hace: cuando nos casamos no hicimos viaje de novios porque en mi curro no se contemplaba el permiso por boda, así que nos la jugamos y decidimos contratarlo para octubre. El lunes llamamos para anularlo, ya que si tenía que estar de reposo no podíamos irnos (nos vamos a Roma, somos tan mediterráneos que ni para el viaje de novios nos vamos a lugares exóticos), pero ayer llamamos para ver si podían anular la anulación, de momento no sabemos nada, pero esperamos que hayan podido arreglarlo. Si no, nos buscaremos otro viaje para esas mismas fechas y disfrutaremos de lo que tanto nos merecemos, ahora más que nunca.

Anuncios

2 thoughts on “Poco a poco

  1. Entiendo perfectamente como te sientes porque estuve en tu misma situación hace unos meses. Yo tuve suerte y no me tuvieron que hacer legrado, lo expulsé todo de manera natural (espero que te pase lo mismo)
    Sé que ahora hay poco que decir, que el dolor es fuerte pero hay que agarrarse a cada cosa buena con mucha fuerza (como veo que estás haciendo)
    No te voy a engañar y a decirte que va a ser fácil, para mí todavía hay días en los que me es muy difícil estar con mis sobrinas y formar parte de la felicidad que inunda a todos cuando hay un bebé, pero me quedo con que si nos ha pasado esto es, dentro de lo malo, una buena señal, señal de que somos compatibles y de que este niño tan querido seguro que vendrá.
    Yo también dudé de si había hecho bien en contar que estaba embarazada tan pronto, lo conté a la familia y mi familia es muuuuy grande…. pero cada día que pasa estoy más segura de que hice bien porque compartir el dolor con los que te quieren hace que todo sea un poco más llevadero.
    Mucho ánimo y en cuanto tu cuerpo te lo permita: al lío!!! 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchísimas, muchísimas, muchísimas gracias! Sé que no va a ser fácil, días como hoy lo confirman, aunque también está todo más reciente. Hoy, por ejemplo, la tarde ha sido mucho mejor que la mañana, y supongo que mañana será mejor que hoy. Pero sí, decidimos ver, dentro de lo que cabe, las cosas buenas que son, sobre todo, que somos fértiles y que nos tenemos a nosotros y a nuestras familias y que juntos vamos a superar cualquier problema.
      Un beso y gracias por compartir tu experiencia! Un besazo enorme!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s