Bajón

No sé yo si lo llevo tan bien como creía. Hoy, por lo que sea, igual porque ya se ha acabado el sangrado y certifico físicamente que nuestro sueño se esfumó, igual porque me está saliendo todo el cansancio, igual porque estoy pasando por la “limpieza” sentimental, igual por las pesadillas de esta noche, igual por todo un poco, hoy estoy muy sensible.

Me he despertado con taquicardia hacia las 6:30  y después de dormirme otra vez hacia las 7:30 de la mañana debido a dos pesadillas horribles que he tenido. Es curioso cómo recuerdo a la perfección las pesadillas, pero en absoluto los sueños bonitos. Bien, en la primera pesadilla volvía a abortar y en la segunda pesadilla, después de adoptar a una preciosa niña porque su madre no la quería, la madre nos decía con un mensaje que la niña había muerto y, como no nos lo creíamos, M. y yo, que estábamos fuera de casa y habíamos dejado a la niña con mis padres, los llamábamos y nos confirmaban que sí, que su madre la había raptado y la había tirado al mar. Han sido dos momentos horrorosos, incluso he despertado a M. en los dos casos para que me abrazara fuerte porque tenía el miedo metido en el cuerpo. Esto, evidentemente, me ha marcado para el resto del día.

Después de una mañana de papeleos, hemos comido en casa de mi abuela para celebrar el santo de mi padre, mi padre es hijo único (hoy he sabido por qué), y hemos estado todos menos M., que hoy trabaja de forma presencial. Mi madre ha traído un álbum de cuando éramos peques para que Cuñada viera unas fotos de mi hermano. Es mayor que yo. Bueno, al empezar a aparecer mis fotos, mi hermano se ha hartado de decir que él de pequeño era más guapo que yo, lo decía para hacer la gracia, pero lo poco gusta y lo mucho cansa. Y mi madre lo ha arreglado diciendo que lo que pasa es que no salía muy bien en las fotos. Una servidora, avanzando ya que estoy sensiblona y susceptible, se ha sentido mal y he pegado los ojos al móvil para que no me cayeran las lágrimas.

Y a partir de ahí ha venido lo demás: me he empezado a sentir mal por el aborto, por lo que podría haber sido y no será. He visto a mis padres con el peque y me he sentido mal, he llegado a sentir envidia. Ojo, no por Sobri, que lo quiero muchísimo y estos días las sonrisas que me saca y que me dedica son de lo mejorcito que tengo, ni por ellos (mi hermano y Cuñada y mis padres), sino por la situación. Me da envidia. Muchísima. Envidia de haberlo rozado con los dedos y que no pueda ser. Envidia mezclada con miedo por si no puede ser, por si tenemos algún problema, por si lo volvemos a intentar y nos vuelve a pasar. Envidia porque, de momento, no lo voy a poder tener y lo deseo muchísimo.

No sé por qué, pero hacia el final de la comida hubiera querido desaparecer. También ha salido el tema de los partos, de lo que harán cuando se vuelvan a quedar embarazados (no ya porque Sobri es aún muy pequeño), etc. Y ahí estaba yo, sin abrir la boca, porque aún lo tengo muy reciente. Y no lo han hecho a malas, yo creo que ni lo han pensado, ya que yo estoy muy bien, lo llevo -en general, claro- muy bien, y se me nota y yo creo que se han olvidado por completo durante unos minutos de los sucedido esta semana. Y seguramente esto ayer no me habría molestado, pero hoy sí que lo ha hecho…

Al final, cuando mi hermano, Cuñada y Sobri ya se habían marchado, me he puesto a llorar disimuladamente en el sofá, pero ya sabéis cómo son las madres: se ha dado cuenta enseguida, ha venido a ver qué pasaba y, al ver que no le decía nada (tampoco quiero que se sientan mal porque no es culpa suya, ni suya ni de nadie), sólo me ha tocado el pelo y me ha dicho cariñosamente que no llorara más. Ya está, no ha hecho falta nada más, creo que ha comprendido mi pena y mi dolor y simplemente me ha hecho saber que está ahí, que siempre estará ahí, pase lo que pase. Y eso era todo lo que necesitaba en ese momento.

Y ahora estoy sola en mi casa y se me escapa de vez en cuando alguna lagrimilla, pero porque hoy tengo mucha mucha pena. Estoy deseando que llegue M., que me abrace y que me diga que todo va a ir bien. Pero aún va a tardar un poco.

Anuncios

2 thoughts on “Bajón

  1. Jo, es q cuando tienes una pesadilla se te tuerce el día y mas si es sobre este tema y en este momento. Hija esto es un carrusel de emociones q un día estas arriba y oto abajo y luego cada vez mas arriba ya veras. Tienes suerte de tener una súper familia como la q tienes y una súper mami q te entiende y te apoya. No te angusties porque no tiene porque volver a ir mal. Mañana sera mejor. Un besote guapa!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s