Para ti, que nos diste la vida

Ni un día durante este mes he olvidado lo que pasó, ni uno. Me acuerdo de todos y cada uno de los minutos de la semana del aborto, de lo que sentí, de cómo mi cuerpo y mi mente se rebelaron contra mí. De cómo se sintió la gente a la que quiero, sus caras, sus lágrimas, sus ánimos, sus abrazos… Hace un mes y lo recuerdo como si fuera ayer. Las tres visitas a urgencias, las salas de espera, las embarazadas y los familiares de las chicas que estaban pariendo en Ginecología. Y nosotros allí, tan pequeños, con tanto dolor, esperando que nos dieran la peor noticia de mi vida. Superamos dos visitas, pero a la tercera ya fuimos sabiendo el resultado de la ecografía.

Fueron unos días duros, mucho. Pero los superamos (aunque creo que esto no se acaba de superar nunca, siempre va a formar parte de nosotros, como personas y como pareja) y, para honrar la memoria de lo que pudo haber sido y que tanto deseábamos y quisimos, decidimos afrontar la situación y reilusionarnos pensando en el futuro, reconstruyendo el proyecto familiar desde la ilusión, el respeto y el recuerdo.

Jamás olvidaré esos días, cómo pasé de ser la mujer más feliz del mundo a sentirme una desgraciada para acabar aceptando que las cosas pasan, que no por eso somos mejores o peores. Es duro incluso ahora, durante este mes me he sorprendido acariciándome de forma inconsciente la barriga en más de una ocasión, y ha sido doloroso recordarlo, aunque creo que es la forma que tengo de decirle “Te quisimos tanto que no te vamos a olvidar nunca”.

Ha sido, seguramente, el peor mes de mi vida, a la vez que el mejor. Septiembre me dio la vida, pero me la quitó unos días más tarde. Es difícil explicar lo que siento, porque en mí se mezclan, ahora mismo, una gran cantidad de sensaciones y de sentimientos: tristeza, pena, dolor, miedo, pero también ganas de seguir luchando, de avanzar, de volver a intentarlo.

No puedo evitar llorar mientras escribo este post, y por eso he preferido hacerlo ahora que M. no está, prefiero que no me vea así, porque en el fondo él no se ha desahogado tanto como hubiera necesitado, y es que le tocó ser el fuerte y tirar de mí. De mí, que hacía años que había recobrado la fuerza que me faltó durante algún tiempo. Nunca le podré agradecer lo suficiente que hiciera de tripas corazón y que dejara apartados sus sentimientos para animarme y repetirme una y otra vez que todo iría bien, que íbamos a salir de ésta y, lo que es más importante, que lo íbamos a hacer con más fuerza y ganas que antes. Porque desde que supimos que estábamos embarazados dejamos de ser dos para ser tres, y así sigue siendo. Porque, aunque no pudimos verlo, nos hizo muy felices durante los días que estuvo con nosotros.

Sé que no llegó a formarse, que el saquito nunca se llenó, pero para nosotros estaba ahí, dentro de mí y eso nos hacía sonreír cada mañana. Mi recuerdo, aunque idealizado, es el que quiero tener, pero en realidad me gustaría recordarlo así, como la mejor noticia de mi vida, sin pensar en la tristeza y el dolor que sentimos, recordando la alegría que nos dio. Porque, para mí, siempre será nuestro primer hijo. Un hijo querido y buscado por el que hubiera hecho cualquier cosa y que me cambió, me hizo sentirme madre, me hizo ver la vida de otra forma, me hizo sonreír cada vez que pensaba en él.

Anuncios

8 thoughts on “Para ti, que nos diste la vida

  1. Es una pena como esto del embarazo y la maternidad te da las mayores alegrías y los mayores dolores de alma. No dudo de que la pérdida os acompañará siempre pero seguro que con el tiempo aprendéis a vivir con lo que os ha pasado y vivis cosas preciosas y felices de aquí en adelante. Todos mis animos, preciosa!! 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s