De miedos irracionales

Ese miedo irracional que me impide llamar a la clínica ginecológica es el mismo que anoche me tuvo en vela un buen rato. Y es que cada día estamos más cerca del peor día de mi vida: el inicio del sangrado de mi primer embarazo. Sí, ya sé que no tiene por qué repetirse, que esta vez todo puede ir bien, pero mi cabeza a veces me hace plantearme lo contrario: ¿por qué tiene que ir bien si ya ha ido mal una vez?, ¿por qué no va a volver a pasar?

Sé que estos pensamientos no me ayudan e intento luchar contra ellos, pero a veces es muy difícil. Ayer por la mañana tenía que llamar a la ginecóloga para pedir cita, pero no me atreví, y hoy voy por el mismo camino. Cojo el teléfono, busco el número, lo miro, lo vuelvo a mirar y vuelvo a la pantalla de inicio. Me pongo nerviosa sólo de pensarlo, aunque sea del todo irracional, ya que eso no va a cambiar el cauce de las cosas.

Anoche empecé a pensar en la eco, al principio tuve pensamientos positivos: lo veía, me emocionaba… pero rápidamente me vinieron los pensamientos negativos: ¿y si no es así? Me puse nerviosa y tuve miedo, de ahí que me costara dormirme.

Aunque también he de decir que hoy he soñado que tenía gemelos, unos gemelos sanotes y preciosos. Esto tiene su explicación, ya que desde hace más de una semana tengo barriga, como creo que ya comenté, y M. no para de repetir que serán gemelos. 😉

Anuncios

2 thoughts on “De miedos irracionales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s