Semana 24 (23+4)

Buenos días, ¿cómo estáis? Nosotros hemos tenido una semana movidita, pero tenía que escribir este post o se iba a juntar con el de la semana que viene, jejeje. Tengo otro post que quiero escribir, uno sobre mi suegra, pero ya veremos cuándo puedo, ya que hoy me han mandado otro encargo. Y entre el encargo y que me he vuelto a malacostumbrar a levantarme a las 11 de la mañana, pues claro, de algo me tengo que quitar, jejeje.

La verdad es que esta semana no ha empezado muy bien: el martes fuimos a Urgencias y casi obtuvimos el pleno al cinco. Me hicieron análisis de orina, tacto vaginal, ecografía vaginal y ecografía abdominal. Sólo faltó el análisis de sangre. Pero empezaré por el principio:

El sábado dormía en casa de mis padres porque M. tenía trabajo fuera. Después de cenar tuvimos una sobremesa larga y al levantarme sentí presión y molestias en el abdomen y pubis, pero no le di más importancia porque pensé que sería normal, sobre todo porque dejé de sentirlo a los minutos. El domingo por la mañana todo fue bien, pero por la tarde se me puso más dura la barriga que de normal estando en reposo (vamos, que tuve más contracciones de Braxton Hicks que de normal) y el lunes por la tarde se me empezó a poner dura la barriga entera cada vez que me levantaba. Esto último ya me pareció más raro, así que le dije a M. que si no cambiaban las cosas, el martes iríamos a Urgencias.

El martes al levantarme se me ocurrió hacerme una tira de orina, ya que había leído que la infección provoca contracciones. ¿Y cuál fue mi sorpresa? Tenía leucocitos en la orina. Llamé a mi madre para decirle que nos íbamos a Urgencias, por si llamaba y no estábamos en casa y tampoco le cogíamos el teléfono. Entonces se propuso para acompañarme y como sabíamos lo que tenía y M. tenía mucho trabajo, accedí. Así que desayuné, me duché y me fui con mi madre a Urgencias.

En el mostrador dije que creía tener muchas contracciones para la semana en la que estaba y la mujer me dijo que igual me pasarían a monitores, que de momento esperara en la sala de espera. Después me atendió la enfermera que dictamina la gravedad de los pacientes de Urgencias y le dejé caer si podría ser infección de orina y la chica, muy amable, me puso en el informe que me hicieran un análisis de orina.

Hora y media más tarde llenaba el bote y hablaba con una médico que me exploró la barriga. Tras la analítica me derivaron rápidamente a ginecología. Esta vez me atendieron en 5 minutos, era la única que estaba allí. Al entrar, me dijeron que tenía un poco de infección de orina, aunque no mucha y por eso sólo me dio un sobre de Monurol. Me hicieron pasar al baño a desnudarme de cintura para abajo y directa al potro. El tacto, como todos los tactos, no fue muy agradable, la verdad, pero sirvió para comprobar que tenía el cérvix formado y cerrado. Con la ecografía vaginal comprobamos que el cuello del útero está a 4’4, así que está estupendo. Sin riesgo de parto prematuro, que era lo que me preocupaba a mí.

Y empezamos con la eco abdominal: primero el corazón del peque durante dos segundos. Dos segundos, no fueron más. La verdad es que la ginecóloga no se estiró mucho y se limitó a medir lo que tenía que medir. De hecho, prácticamente ni vimos al peque. Estaba en cefálica, espatarrado del todo, por eso ante la primera imagen la gine dijo: “¿Ya sabéis lo que es?”. Ni mi madre ni yo pudimos observar sus partes nobles porque fueron décimas de segundo lo que duró el plano en el monitor, pero se ve que mi peque viene cargado, jajaja. De hecho, mi madre dijo: “¿Por qué todos decís lo mismo?”. XD

No pudimos verlo de perfil, ni la carita, nada de nada. La gine midió la circunferencia cefálica, la circunferencia abdominal y el fémur. Y dijo: “¡Está gordito!”. En este caso, nada referente a la cabeza. Y si os digo la verdad, el abdomen lo tenía bastante más grande, y eso que en la última ecografía, la de las 20 semanas, había perdido abdomen. Cuando le dije que desde el principio era una semana más grande de lo que tocaba me dijo que a ella le salía un poco más: 2 semanas. ¡2! Vamos, que según la eco del martes, estamos de 25 semanas + algunos días, eso no lo concretó, por lo que estaríamos en la semana 26.

Le dije que su padre era grande (mide 1’83, de espalda ancha, grandote pero compensado), pero parece que no le dio mucha importancia a la genética. De hecho, tras volverme a vestir me comentó que había un poco más de líquido amniótico del que tocaba y que con ese dato y las dos semanas de más del peque creía que era posible que tuviera diabetes gestacional. Como la analítica la tengo el viernes 15, no me la cambió. Le dije que el último mes había subido 3 kilos y me preguntó si caminaba, le dije que no porque la barriga se me pone muy dura, tensa, pesa, me siento incómoda y me da miedo (en un trayecto de 100 metros paro un par de veces), a lo que ella me respondió con un “Normal que no camines” (bueno, más o menos, no recuerdo las palabras exactas, pero vino a decir eso y no insistió en el tema). Me recetó el sobre (mejor si me lo tomaba en ayunas, por lo que me lo tomé ayer al levantarme) y me dijo que si me encontraba peor, que volviera. Ayer me tomé el sobre y hoy me he hecho una tira: ni rastro de los leucocitos. Hasta el viernes que viene me haré alguna tira más para controlar que todo esté bien y ante cualquier rastro de infección me vuelvo a Urgencias.

¿Diabetes gestacional? Lo que me faltaba, a dieta e insulina. Porque yo lo de la insulina ni lo había pensado, ya que como la ginecóloga no adelantó la prueba ni me mandó otras pruebas por lo del líquido, la verdad es que pensé que si tenía diabetes con la dieta igual habría suficiente. Pero ahí estaba la señora de mi hermano para animarme diciéndome que casi todas las que tienen diabetes gestacional se pinchan insulina. Bueno, he intentado no pensar mucho en ello, lo que sí que estoy haciendo es comer mejor, más sano, al menos por las noches: el martes herví judías verdes, cebollas y carlotas para tres cenas, a lo que le sumo un trozo de queso, un poco de pollo… Y hoy cambiaremos los espaguetis carbonara por espaguetis con atún para comer. 😉

Igualmente, he de decir que, como sabéis, me miro y me remiro los informes y que hay una cosa que no entiendo con respecto al líquido amniótico. ¿Cómo puedo tener más y en el informe poner que el ILA (índice de líquido amniótico) está bien? Lo único que puedo pensar es que no había un exceso muy grande de líquido amniótico, porque si lo había no tendría sentido poner que el líquido amniótico está bien. Pero, claro, ¿y entonces por qué dijo que había un poco más de la cuenta?

No sé, he hablado con la tía de M. que es ATS y trabaja en un hospital y al explicárselo todo me ha dicho que ella cree que no tendré diabetes, que simplemente el peque será grande, como su padre. La verdad es que jamás, al decirnos, que Guillem venía grande, me había planteado lo de la diabetes, siempre había pensado que era por genética, pero ahora estaré hasta el viernes 15 pensando qué pasa. Aunque me consuela pensar que si la ginecóloga hubiera visto algo grave me habría mandado hacer alguna prueba. Vamos, digo yo.

Y así, señores y señoras, hemos empezado y afrontado esta semana 24 que, según Guillem, es la 26. A este paso paro en junio, jejeje.

Con respecto a los síntomas, ya prácticamente no tengo arcadas y, de momento, esta semana no he vomitado. Aunque tengo más sueño de lo normal entre el día y me cuesta mucho conciliarlo por la noche. De hecho, llevo un par de noches durmiendo en el sofá porque en la cama me pongo nerviosa al ver que no puedo dormirme, y esto no me pasaba desde el primer trimestre.

También tengo más ganas de mear durante el día, porque durante la noche se mantiene el ritmo de 5 ó 6 veces, la noche no perdona y es un verdadero suplicio. Me parece que el tercer trimestre tendré que vivir pegada a la taza del váter, jejeje.

Lo que sí que tengo peor son las encías, las tengo inflamadas, me molestan, me sangran y además me duele un diente, por lo que no descarto una caries. Mi primera caries si es así. El día 19 tengo limpieza en el dentista de la ortodoncia y ya me dirá si tengo caries, cómo están mis encías, etc.

Y Guillem no para de moverse, hoy especialmente. También le gusta moverse cuando duermo, lo sé porque al despertarme tantas veces, muchas lo sorprendo dándome pataditas. De momento no son sus movimientos los que me despiertan, pero supongo que todo llegará.

Y aquí unas fotos de mi barriga de ayer:

Anuncios

19 thoughts on “Semana 24 (23+4)

  1. vaya barriguita tienes!!! Guille ya está haciendo acto de presencia…a mi el domingo me pasó como a ti, con las contracciones y me asusté un poquito aunque debo decir que fue comer y se me quitaron las molestias. Yo he tenido que repetir la prueba del azúcar porque me salió alta! pero nada, se quedo solo en un susto.
    Espero que no pase de ser un susto y esté todo bien incluida la azúcar! Un beso

    Le gusta a 1 persona

  2. Preciosa, espero que todo sea producto de la genética y no tengas diabetes gestacional. Lo del líquido amniótico si hubiera sido preocupante te hubieran mandado a que te hicieran más pruebas urgentes y no esperar hasta la analítica. Intenta pasar estas semanas lo más relajada posible y sigue con lo de comer sano y demás. Lo de tu suegra, estoy deseando leer ese post, que a toro pasado todo se ve distinto y cuando estas en el tajo tienes pánico a todo, que pena que no lo entienda.

    Le gusta a 1 persona

  3. Quina panxa més maca!!
    Bonica no t’amoïnis per lo del líquid, si fos una quantitat preocupant no t’haguessin deixat amb el dubte. I si tinguèssis diabetis gestacional, estant controlada, cap problema 😉
    Quin ensurt lo de les contraccions… a mi em van començar tambè al tenir infecció d’orina amb l’Aritz, i t’haig de dir que faràs molt bé si vas control.lant que no reaparegui fent tiretes d’orina a casa 😉
    Si em permets un consell, no es necessari que et facin tactes durant l’embaràs. Tampoc al final, no aporten informació real de quan esdevenirà el part ja que pots estar setmanes dilatada de poquet i favorable, i no posar-te, o bé estar amb el coll posterior, dur i en un parell d’hores donar a llum. Jo em vaig menjar molts amb l’Aritz, sempre estava el coll tancadet, l’únic que van aconseguir va ser augmentar les contraccions,i no van predir que pariría hores després…
    A més d’aixó:
    https://www.elpartoesnuestro.es/blog/2010/06/19/no-os-bajeis-las-bragas
    Son un risc afegit d’infecció a més de que si son contraccions de part, poden estimular la dilatació del coll de l’úter. Si te’l volen fer per a saber si estàs en treball de part, es tan senzill com corroborar-ho amb una eco vaginal com et van fer després, i t’estalvies el risc i la molèstia del tacte.
    Espero que no hagis de tornar més a urgències fins que en Guillem pugui i vulgui nèixer. Petonassos!!

    Le gusta a 1 persona

    1. El que no sé per què em passa és el de la panxa dura quan estic d’empeus, ja que això no poden ser contraccions perquè em dura tot el temps que estic plantada: tant fa que siguen 5 minuts com 200. Vull pensar que són els quilos, que se’n van cap avant, que l’úter avança i per això es tensa la panxa. Tenint en compte que tinc tots els quilos en la panxa, no m’estranyaria…

      I contraccions en continue tenint, però menys i sobretot en repòs. Les tires, de moment, m’ixen sense infecció, però dissabte vaig tenir un ensurt perquè una es va posar morada, però al final no va ser res, la següent va eixir blanqueta. 😛

      Sí, si anava a Urgències amb la idea de negar-me a un tacte, perquè et vaig llegir i després em vaig informar més encara, però en eixe moment no em van eixir les paraules, supose que del nervi.

      Com esteu vosaltres? Què fa Biel? 😉

      Molts besets, bonica!

      Le gusta a 1 persona

      1. Si que deu ser pel creixement de l’úter això que sents quan estàs dempeus. La panxa va tibant i es normal que notis tensió quan t’aixeques.
        Les contraccions passen estant en repòs, es normal tenir-ne sempre que no siguin doloroses. Que sents exactament?
        Ves fent tiretes d’orina, i estigues ben descansada i tranquil.la 😉
        Ja acostuma a passar això, jo tampoc en volia de tactes, i al final, fan el que volen perque estem nervioses…
        Nosaltres molt bé, en Biel está cada dia més espavilat, es una passada com canvia amb el pas dels dies!! Riu molt, intenta vocalitzar repetint el que diem, està molt atent a tot, aprenent 🙂
        Segur que en Guillem d’aquí a uns mesets está així de maco!
        Petonassos ❤

        Le gusta a 1 persona

      2. En el que jo crec que són les contraccions BH se’m posa la part de baix de la panxa duríssima i em dura segons. En tinc unes quantes al dia, hem de tenir en compte que treballe des del sofà i, per tant, podríem dir que la major part del dia faig repòs, però no són doloroses.

        El tema de la panxa quan estic dempeus… tampoc és dolorós, però em canse de seguida perquè em pesa. No vull imaginar-me d’ací dos mesos com estaré, hehehe. Igualment, dimarts ho preguntaré a la matrona i en dues setmanes a la gine privada i a veure què em diuen…

        Creixen rapidíssim, jo ho he comprovat amb el meu nebot, així que disfruteu de Biel a tothora. ❤ ❤ ❤
        Molts besets, bonica!

        Le gusta a 1 persona

      3. Es clar, pensa que ara en aixecar-te amb el pes extra, treballen músculs que abans estaven en repòs…
        Tambè tingues en compte que encara que estiguis al sofà, en teoria en repòs, si estàs treballant el descans es molt relatiu. Segurament forces la postura amb l’ordinador o t’hi estàs molta estona en una posició durant moltes hores al dia, cada dia… a més, que estàs fent feina, així que no estàs relaxada com quan fas panxing al sofà. Amb això et vull dir que per anar ben descansada, encara que no facis esforç físic, t’has de dedicar estones a no fer res, espatarrar-te ben cómoda i ni tan sols pensar 😉
        Abraçades bonica ❤

        Le gusta a 1 persona

  4. No todas con diabetes se pinchan. Yo lo fui. Dieta si y tener que controlarte el azúcar con él pinchacito en el dedito (pero no es nada, de verdad). Además piensa que solo sería durante el embarazo., yo tengo tres niños de 3, 5 y 8 años en el cole que son diabéticos y se lo hacen todo ellos. Yo pensé si ellos pueden nosotras más.

    Le gusta a 1 persona

  5. Vaya cariño, espero que todo se quedé ahí, en un posible tema, y todo esté bin y tu bebé nazca como su papá grandote!!! Has hecho bien en ir a urgencias e informarte!! Para eso están, así te informan y ya os quedais más tranquilos!!!
    un besazo muy fuerte y esperando a que te den buenas noticias!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s