La habitación compartida: Guillem y nosotros

Como ya he comentado en más de una ocasión, no vamos a hacerle habitación a Guillem, no sólo porque no tengamos una habitación libre (la otra habitación la necesitamos de despacho), sino porque además nos parece tirar el dinero si pensamos colechar hasta que el niño se canse, que puede ser dentro de muuuchos años. Por eso mismo, lo tuvimos claro desde el principio: la habitación se la haremos cuando realmente la necesite. No vamos a gastarnos ahora 2.000 euros en una habitación para que cuando la use sea demasiado infantil y la tengamos que cambiar todo, como les pasará a mi hermano y a mi prima.

Así pues, decidido esto, nos planteamos qué hacer y cómo hacer las cosas. Una opción era poner el armario del peque en el despacho, pero me niego a tener que entrar y salir de las habitaciones para cambiarlo. Tras descartar esta primera opción sólo nos quedaba otra: compartir espacio totalmente. Es decir, que los muebles que va a necesitar el niño estuvieran en nuestra habitación. Por suerte, tenemos una habitación muy muy grande y no vamos a tener problemas para meterlo todo ni tampoco nos vamos a agobiar porque hay espacio de sobra. Es cierto que tenemos que sacar muebles que hasta ahora usábamos nosotros o decoraban el cuarto, pero la verdad es que nos da igual.

Los muebles que vamos a quitar son un baúl que se irá al despacho y donde meteremos mantas, edredones, etc.; un burro que se irá a casa de mi suegra; y una estantería que hasta ahora usábamos como zapatero supletorio con cajas de zapatos de Ikea. Esta estantería se va al despacho, que sitio hay de sobra y nos vendrá bien para meter papeles y películas. ¿Qué haremos, entonces, con los zapatos de la estantería? Pues hemos hecho un zapatero para debajo de la cama con madera y ruedas, así utilizamos el espacio de debajo y lo tenemos todo más aseadito.

La segunda duda que nos asaltó fue: ¿compramos cuna? Los primeros meses vamos a usar la cuna de colecho de mi sobrino, pero ¿y después? Decidimos, pues, que comprábamos cuna, aunque no la usáramos mucho, pero la podemos gastar cuando se duerma entre el día y, sobre todo, la podemos usar como cuna de colecho en caso de que no nos adaptemos a estar todos en la misma cama mientras es peque aún.

La idea principal era no gastarnos mucho dinero porque en un par de años tendremos que mudarnos, si no nos compramos antes una casa, y siendo realistas igual no usamos mucho la cuna, por lo que queríamos que fuera barata, aunque de buenos materiales y reutilizable. Por eso nos hemos decidido por la Gulliver de Ikea, 90 euros y después la podemos convertir en mesa para los críos (sí, sí, en mesa). Aquí la tenéis:

gulliver-cuna-blanco__70462_PE185759_S4

El segundo mueble que vamos a comprar para Guillem es un armario de dos puertas. En principio, y a falta de verlo, nos hemos decantado por el Brimnes:

brimnes-armario-con-puertas-blanco__0140624_PE300605_S4

Como sólo tiene un par de cajones debajo, compraremos también esto:

skubb-almacenaje-con-compartimentos-negro__0111717_PE262656_S4

Lo siguiente que queremos comprar, aunque en realidad esto sea para compartir y cuando tenga su propia habitación se va a quedar en la nuestra, es la cómoda. Como sabéis, compraremos un cambiador de espuma para poner encima de la cómoda y así nos ahorramos un mueble. La cómoda que hemos decidido comprar es la Hemnes (falta verla) de tres cajones, ya que la altura es buena y, sobre todo, es muy ancha, por lo que cabe el cambiador y una cesta como la que pondré tras la foto de la cómoda:

hemnes-comoda-de-cajones__0152647_PE311000_S4knarra-cesta-marron__0187302_PE340010_S4

Aunque de tronas nos van a dejar una mi hermano y Cuñada, una de estas que se reclinan y ocupan muuuuucho espacio, compraremo también la Antilop, ya que la que nos dejen la vamos a devolver pronto, que no estamos como para tener trastos en casa y además con el BLW es mucho más fácil limpiar la de Ikea que la que nos dejarán ellos:

 

También vamos a coger una alfombra para cuando empiece a sentarse, ya que el suelo de casa es bastante frío. Nos hemos decantado por la infantil que tienen:

lekplats-alfombra-pelo-corto-colores-variados__54851_PE159658_S4

Por último, me he enamorado de este portapañales, aunque parece que hay pocos en la tienda:

dromland-soporte-panales-colores-variados__0391665_PE560050_S4

Anuncios

19 thoughts on “La habitación compartida: Guillem y nosotros

  1. Pienso igual que tú, nosotros tampoco compraremos la habitación de la peque, más que nada por falta de espacio y porque como bien comentas, prefiero ir viendo qué va necesitando realmente antes de ponerme a comprar. Un abrazo guapa!

    Le gusta a 1 persona

    1. Falta de espacio? Estoy hasta el gorro de que las madres, abuelas, etc. nos digan que no nos va a caber todo en nuestra habitación, que si la casa es pequeña, que si vamos a vivir apretujados, etc. Oigan, que vivimos en un piso de 85 m2 y que venimos de vivir en uno de 55. Me hace gracia porque tienen la estructura mental de sus casas grandes de pueblo, pero mi marido y yo hemos vivido en espacios pequeños y sabemos las posibilidades de los metros bien utilizados.

      Eso sí, si compráis algo, por ejemplo la cuna, mirad que después podáis reutilizarla de alguna forma, ya que nosotros al principio queríamos comprar una a la que no se le quitaba el lateral y preferimos gastarnos 30 euros más en una que sí que permitía quitarla para después reutilizarla como mesa para los peques, por ejemplo.

      Un beso enooooorme!

      Le gusta a 1 persona

      1. Qué buena idea lo de la cuna! Si tu supieras, mi piso es de 45m3…y la abuela está empeñada en comprar cosas que por suerte no caben en casa, así que con decirle “no, no cabe” ya está, jajajajaja Yo debo confesar que soy tan feliz con mi mini casa, que me da todo igual! Un abrazo fuerte guapa!

        Le gusta a 1 persona

      2. Pues a nosotros nos dicen: “Eso no os va caber”, “Eso no lo veo”, etc. Estamos hasta el gorro. Y después tenemos el extremo contrario: mi hermano y señora, que nos quieren empaquetar todos los trastos enormes que tienen, como la trona, que la tienen de estas que se hace hamaca y es un trasto enorme que con una hamaca normal ya no necesitamos. Pero lo peor es que a cambio de dejárnosla, quieren que les compremos nosotros a ellos la de Ikea. Y algo parecido intentaron con el carro, que el suyo es pesado y grande, y querían dejárnoslo a cambio de que les compráramos una silla ligera de las caras. Esto, en cambio, a mi madre no le parece mal y después nos dice que los muebles no cabrán en la habitación, cuando hay sitio de sobra. Nada, que hay veces que una tiene que respirar a fondo para que no se le escape la risa. XD

        Le gusta a 1 persona

      3. No me extraña! Lo mejor es respirar profundo como bien dices que esto solo es el principio…tú ten las cosas claras y al resto que se aguante, que el bebé es tuyo le guste a quien le guste! Mucho ánimo corazón y abrazo fuerte

        Le gusta a 1 persona

  2. Yo tenía claro que la iba a utilizar y la verdad es que duerme en su habitación desde bien chiquito, lo que sí hicimos es comprar una cuna convertible en cama para evitar tener que comprar la cama en un futuro, la verdad que si tenéis pensado colechar es bastante lógico que no compréis la típica habitación. La alfombrada me chifla estoy buscando una como esas.

    Le gusta a 1 persona

    1. Si uno tiene claro que va a usar la habitación es lógico que la haga. Pero mis dos experiencias más cercanas (mi hermano y mi prima) se han gastado más de 2.000 euros y no la han usado aún y va para largo.

      La alfombra es barata, de Ikea. Aunque al final no cogimos esa, ya que al padre de la criatura no le gustaba, así que cogimos una normal, en tonos oscuros para que le vaya mejor a la decoración del salón y para que los juguetes destaquen más. Nada, cosas de padres, jejeej.

      Le gusta a 1 persona

  3. Jiji! Veo muchas cosas que nosotros también compraremos! La Comoda Hemnes en tinte blanco, la cuna gulliver y la alfombra aunque la nuestra no es esa, es una de salón de pelo largo que usamos en el cole y nos va súper bien. Que guai ir viendo que todo toma forma, no?

    Le gusta a 1 persona

    1. Nosotros también hemos pillado la cómoda en tinte, ya que era más brillante, mientras que la blanca era más mate, y tenemos la cama y el armario tirando a más brillantes.

      Al final no pillamos la alfombra de niños porque a M. no le gustó, así que cogimos una, de pelo corto porque con las de pelo largo tenemos malas experiencias (cosas nuestras), normal, de color oscuro que le va al salón.

      Forma tomará cuando tengamos tiempo para montarlo, porque de momento tenemos el salón lleno de cajas de Ikea con los muebles por montar. Suerte que la cuna se quedará en casa de mi abuela hasta que nos haga falta…

      Me gusta

    1. El divisorio de tela lo hemos cogido porque M. tiene uno y le va bien. Cuando se deforme ya veremos qué inventamos, pero a falta de cajones, bueno es el divisorio, jejeje. Es que tienen la manía de hacer armarios sin cajones, que telita… Yo en mi parte de armario, que es de Aki, tengo una cajonera. Muaks!

      Le gusta a 1 persona

    1. Nuestra idea es que al cambiar de casa ya le haremos habitación, que en esta tenemos que jugar con las cartas que tenemos y no hay más.

      Yo no sé si la estrenaré, pero si no lo hacemos después la reutilizaremos como mesa para que pinten el peque y su primo. 😛

      Muchos besos!

      Me gusta

  4. Como te entiendo. Yo sabía que quería colechar con Pollito, pero me asaltó la misma duda que a ti ¿donde ponerlo en las siestas diurnas? Así que te utilicé el moisés de cuando yo era.pequeña. Un error garrafal, al final el niño se ha criado dormido en cualquier lado; mis brazos, una hamaquita, el sofá normal de casa, la cama nuestra… Cuando en enero me di cuenta que el dichoso moises llevaba aún puestas las sabanitas del verano entendí que había sido una estupidez por.mi parte.
    Con Repollito ya no he picado.
    Puedes leer cómo nos ha ido con el colecho (y cuando lo dejamos con Pollito) en esta entrada https://elpollitomamifero.wordpress.com/2016/04/01/vivir-con-colecho/
    Por si te quieres replantear el devolverle a Ikea (con sus 90 días para cambios) su cuna jajajaj

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s