Semana 28 (27+3)

Seguimos sumando días al embarazo y la cuenta atrás ya ha empezado: nos quedan 88 días de embarazo si el peque nace el día que le toca. Aun así, yo le digo y le repito que, si quiere, puede salir en la semana 37, que así nos ahorramos tres semanas de calor horroroso y él pesará casi medio kilo menos, jejeje. Llamadme egoísta e interesada, pero es lo que pienso. Que después mi pequeñajo hará lo que querrá, que estas cosas son así, y basta desear que se adelante para que se atrase. Si lo sé, pero pedir es gratis. XD

Con respecto a los síntomas, esta semana me han abandonado por completo náuseas y vómitos, así que cada vez estoy mejor. También han mejorado las contracciones, pero es que prácticamente voy de la cama al sofá, aunque siempre hago algo de casa (pero poca cosa). He de decir que desde el viernes estoy sin trabajo porque entregué los dos encargos y, de momento, no me han mandado otro. Y, claro, esto ayuda porque estoy muy relajada, sin ninguna obligación, aunque mi cabeza me juega malas pasadas y empiezo a comérmela con el “¿me van a dar más trabajo?”, “M., ¿verdad que si no me fueran a dar más trabajo me lo habrían dicho?”, “El jueves la jefa me deseó suerte con la ecografía y se despidió de mí con un ‘Muac'”, y cosas así. Mi marido está de mí hasta el mismísimo gorro y me dice que disfrute de estos días que cuando tengo trabajo pido un par de días de descanso, jejeje. Pero es que necesito trabajar, más ahora que casi no puedo hacer nada.

Pero sigo con lo que está siendo esta semana: la nariz vuelvo a tenerla llena casi todos los días aunque no hay sangre a la vista, la barriga cada vez está más grande y me empieza a costar encontrar una postura cómoda tanto para descansar como para dormir, los pechos me pican de vez en cuando, a veces siento tirones en el abdomen y en los pechos, tengo las encías que dan pena de ver (hoy vuelvo al dentista a que termine con la limpieza) y eso que he cambiado a un cepillo ultrasuave, me apetece muchísimo comer donuts (y lo hago, sin abusar, pero lo hago), también me apetece mucho comer comida con tomate (coca, empanadillas…).

Y lo peor: tengo dolores musculares por todo el cuerpo, en especial en la pierna derecha. Supongo que la mayoría aparecen porque duermo en el sofá la mayor parte de la noche: me levanto tantas veces para ir al baño que no sólo no quiero molestar a M., sino que además lo tengo mucho más cerca del sofá que de la cama, y al final acabo durmiendo hasta las 6 más o menos en el sofá y, claro, después me pasa factura. Lo de la pierna es curioso, porque a veces, durante el día, parece que tengo ciática, ya que al levantarme me da un pinchazo en el glúteo y después me duele un poco la pierna. Pero es que por la noche me despierto con un dolor insoportable en la pierna derecha, sobre todo en la rodilla, que no se va aunque cambie de postura; de repente, igual que ha venido desaparece.

Por lo demás, Guillem sigue moviéndose mucho y cada vez se nota más a simple vista, incluso con la ropa puesta. Eso sí, me preocupan algunos movimientos que más que patadas parecen espasmos, aunque lo he comentado en Facebook y le pasa a más embarazadas, puede que sean unas cuantas patadas seguidas… Y hoy, esta mañana a las 8, nuestro pequeño nos ha regalado su primer hipo (al menos que haya notado): su padre tenía la mano en mi barriga y el peque ha empezado a dar unos golpecitos (toc, toc, toc) muy seguidos, con una diferencia de un segundo entre uno y otro, han sido 10 u 11, pero no lo había sentido nunca. Unos minutos después lo ha vuelto a repetir y han sido 3 ó 4 toques. ❤ ❤ ❤

Este pequeño cada día nos tiene más enamorados. 😉

 

 

Anuncios

11 thoughts on “Semana 28 (27+3)

  1. Disfruta de estos días de relax, que ya verás lo bien que te vienen! Lo de los movimientos de Guillem, a mi también me pasa, Irene a veces se mueve tanto que me pregunto qué estará haciendo allí dentro? pero piensa que mientras más vital esté, más sanito está! Un besazo guapa!

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues sano debe de estarlo, porque cuando le da por montarse una fiesta mi barriga es un show de movimientos, jajaja. Pero hay veces que me asusta por eso mismo, porque parecen espasmos y digo: ¿estará bien? Al final se trata de preocuparse por todo. 😛

      ¡Ya no te queda nada! :*

      Le gusta a 1 persona

    1. En nada nos plantamos en la semana 40 (aunque si se adelanta un par de semanas, oye, no se lo tendré en cuenta, jejeje). Pero sí, saldrá cuando quiera, y basta que yo desee que nazca un par de semanas antes para que él decida nacer después. 😛 Muchos besos, cielo!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s