El reposo (II)

Hoy empieza la cuenta atrás para dejar el reposo: el domingo, al cumplir las 36 semanas que comenzamos mañana, le diremos adiós. Porque vamos a aguantar, claro que sí, aunque me tranquilizó mucho que el ginecólogo me dijera que con el peso que tiene, aunque naciera antes de empezar y/o cumplir la 37, no pasaría nada. Igualmente, llevamos 5 semanas de reposo y mi peque va a aguantar como un campeón, ¡claro que sí!

Todo sea que, como dice mi marido y le pasó a Sobri, después no quiera salir, que ya sabemos que dentro se está estupendamente. 😉 Ya me veo pidiéndole que, por favor, salga tras pasarme semanas pidiéndole que se quedara… Pensará que su madre está loca, jeje.

A partir del domingo, pues, intentaré hacer vida normal. Y digo “intentaré” porque no puedo mantenerme en pie mucho rato. Hoy hemos ido a votar y al volver a casa sentía un peso enorme sobre la vagina, y eso que tenemos el colegio electoral a 100 metros. Y es que cada día me pesa más la barriga (sigo teniendo el 90% del peso ganado en la barriga).

Ayer vino un amigo que trabaja en Barcelona a vernos y me lo dijo, que era toda barriga. No nos veíamos desde Navidad, que se dice pronto y, claro, me ha visto un barrigón enorme. Pero hoy una mujer que no me veía desde un par de semanas antes del reposo me ha mirado la barriga y me ha dicho: “Bueno, bueno, esto ya está hecho” porque pensaba que ya estaba, al menos, de 37 semanas; al decirle que hasta la FPP aún quedaban 5 semanitas se ha puesto blanca. Así soy yo, una mujer pegada a una barriga. 😂😂

A todo esto, aún nos quedan, como dije, algunas cosas que hacer:

– Preparar la bolsa para el hospital. Sí, aún estamos así y nos para bonito tras estar sufriendo pir si se adelantaba mucho.

– Limpiar el coche a fondo (esto es cosa del padre).

– Montar la minicuna, que no es tan mini. Nos la han dejado mi hermano y mi cuñada, es de colecho, de 100×60. De momento la idea es montarla esta semana y dejarla en la habitación sin enganchar a la cama, ya que me molestaría para levantarme al baño.

– Lavar unas sábanas y algunas cosas nuevas para el peque.

– Ordenar un par de cajones y el altillo de mi armario (lo tengo lleno de cosas para el peque).

– Limpiar la bañera, los accesorios y ordenar el cambiador de la cocina (el que usaremos tras los baños).

Y esperar, sobre todo nos queda esperar. Esperar que pasen los días y pueda dejar el reposo. Esperar que pasen los días y Guillem quiera nacer. Esperar que todo vaya bien. Esperar hasta tener a nuestro pequeño delante. Esperar que llegue la felicidad absoluta y tocarla con los dedos.

Anuncios

5 thoughts on “El reposo (II)

  1. Aysss, esla espera más bonita de nuestras vidas!! jejeje Me alegro de que Guillem esté aguantando dentro como un campeón q es donde tiene q estar, aunque eso si con lo grandote q está seguro q le queda poco!! Disfruta de la tranquilidad, de tenerle dentro y en nada le tenéis ahí con vosotros!! Un besote!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s