Embarazo a término

Hoy cumplimos 37 semanas o, lo que es lo mismo, mi bebé ya es un bebé a término. ¿Qué quiere decir esto? Pues que a partir de hoy no se considera un bebé prematuro, ya que un parto “normal” se desencadena entre las semanas 37 y 42.

Hemos superado el reposo y llegado a la fase “a término”, así que os podéis imaginar lo contentos que estamos. 😉 Eso sí, por mí que Guillem nazca esta semana, jeje. ¿Egoísmo? Puede que sí, pero es que hace taaaaanto calor y tengo el cuerpo tan desacostumbrado a hacer cosas que ya no sé dónde meterme. 😂😂

Ayer pasamos la tarde en familia fuera de casa. Fueron 5 horas al aire libre, con calor y mucho rato sentada. Al volver a casa tenía los pies y tobillos hinchadísimos, hasta miedo me dio. 😱😱

Fue una reunión familiar y todos coincidieron en que me queda nada y menos para ponerme de parto, que tengo los labios más gruesos y la cara de parturienta. Una de mis tías, que me vio el viernes, dijo que tenía, también, la barriga más baja, pero esto último creo que me va a ratos, dependiendo en gran medida de la postura del peque.

A lo largo de la tarde-noche tuve algunas contracciones: las Braxton fueron bastante fuertes y tuve una que empezó por la espalda hasta dejarme casi sin habla al ponerse dura la barriga. Volví a casa cansadísima y con dolor de espalda. Pero no fue lo único: también apareció la ciática.

Oh, la ciática, la tan temida ciática. Si me leéis desde hace tiempo sabréis que he tenido algún episodio aislado de dolor de ciática, pero ha durado poco tiempo y ha sido bastante soportable.

Tras el reposo, esta semana, poco a poco ha ido a más y hoy ya es un dolor que se manifiesta ante cualquier movimiento, sobre todo si estoy acostada y cambio de posición o cuando me levanto.

El lado es el mismo, el derecho, aunque a veces también siento pinchazos en la pierna izquierda. No es algo desesperante del dolor, pero sumado a los otros muchos síntomas que tengo se hace bastante cuesta arriba.

De hecho, el dolor de pechos se ha convertido en un insoportable dolor de pezones, que ni rozarlos puedo. Yo creo que ni en el primer trimestre me dolieron tanto…

Ayer, no sé por qué, pasé una noche horrible. A las 4:30 de la madrugada aún estaba despierta, y es que la barriga me molestaba en cualquier posición: de lado, acostada cara arriba, semisentada… Al final conseguí dormirme del lado derecho, aunque intento no hacerlo sobre ese lado, pero era eso o no dormir. Como consecuencia, el peque ha vuelto a cambiar la espalda de lugar y noto sus movimientos más flojos.

Tengo tantas ganas de tenerlo en brazos que no veo el momento… 😍😍😍

Anuncios

10 thoughts on “Embarazo a término

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s