La cuarentena

(El post lo escribí ayer).

La cuarentena, el postparto o el puerperio es el período de recuperación tras el parto. En general, dura unas 6 semanas o 40 días, de ahí que se denomine también cuarentena. Aunque, como todo, esto no es una ciencia exacta. Es decir, que depende de cada mujer y de cada cuerpo: unas dejarán de sangrar a los 15 días y otras pasarán la cuarentena sangrando. Yo soy de estas últimas. De hecho, he sangrado más allá de los 40 días.

Hoy cumplo 43 días y esta mañana he ido a la revisión postparto al hospital en el que tuve a mi hijo. Hasta el día 42 he estado sangrando, aunque al final eran manchas. Lo peor es que no sé si se me ha ido, porque hoy tras la revisión he empezado a sangrar, aunque creo que es por la exploración, ahora os contaré. Así que no sé si sigo manchando o ya he acabado la cuarentena.

Tras la cesárea sangré fuerte un par de semanas y, a partir de ahí, el sangrado fue menguando poco a poco hasta simplemente manchar. Empecé manchando rojo hasta llegar al famoso manchado marrón, que son restos de sangre vieja, por lo que pensé que ya se estaba acabando la cuarentena. Pero no, el jueves pasado empecé a manchar otra vez rojo, era sangre aguada y manchaba poco. El manchado rojo fue reduciéndose hasta manchar sólo una vez al día: siempre a mediodía, vete tú a saber por qué, pero así he estado domingo y lunes. Me pareció raro por eso mismo, porque ya había manchado marrón y de repente volví a manchar rojo. Como tenía visita hoy, decidí esperar para preguntarle a la ginecóloga.

Bien, pues por fin había llegado el día de la revisión y mi madre, el peque y yo nos hemos plantado en la consulta de Ginecología del hospital. Tenía la consulta a las 11:45 y hemos llegado 5 minutos antes. Para llegar he despertado al peque antes de tiempo para ducharlo y que mamara tranquilamente. Si llego a saber lo que me he encontrado allí no lo despierto.

Al llegar hemos preguntado y aún estaban esperando las de las 10:30. Sí, las de las 10:30: llevaba más de una hora de retraso. Y nosotras con un bebé de 6 semanas en plena crisis de crecimiento. El peque ha tardado poco en pedir. ¿Y qué ha hecho después de mamar? Sí, exacto, caca. Una gran y sonora caca. A todas las mujeres les ha hecho gracia la banda sonora que acompañaba a la caca de mi hijo. Lo que no me ha hecho tanta gracia a mí ha sido el perfume que soltaba y que me he tenido que tragar mientras mi madre iba al coche a por un pañal y toallitas (sí, no lo hemos cogido porque pensábamos salir pronto) y yo le volvía a  dar de mamar. Porque sí, porque mi hijo es así: cuando evacua contenido, tiene que volver a llenar el cuerpo inmediatamente.

Al final, casi a la 1 hemos entrado a la consulta. Me han hecho pasar al baño para que me desnudara de cintura para abajo: la eco era vaginal. Ya colocada en el potro, ha entrado la ginecóloga. Que yo no sé si no se ha leído mi expediente o es que no consta en éste, pero no tenía ni idea de lo de la atonía uterina, ni del reposo durante el embarazo. Nada. Me ha hecho ecografía vaginal: todo perfecto. Si en la eco me ha parecido que la mujer ha tenido poco tacto, con el espéculo he rabiado del dolor, pero también estaba todo bien. Por último, tacto: todo correcto. Todo correcto menos yo, que he salido muy dolorida de la consulta. Me ha dicho que era normal sangrar unos días tras la cuarentena y no le ha dado importancia alguna al paso del sangrado marrón al rojo. Ni ha hablado de regla, que era lo que pensaba yo. Ha dicho que todo salía bien en la exploración, me ha escrito el nombre de un par de lubricantes vaginales por si los necesito, y nos hemos ido.

¿Cuál ha sido mi sorpresa al llegar a casa? Sangre. Sangre de verdad. No una mancha como los otros días, no. Un sangrado de verdad. Y así he seguido unas horas hasta que la cosa se ha reducido a manchar, aunque más que estos últimos días y de forma continuada, lo que me hace pensar que ha sido debido a la exploración. (Hoy he tenido algún resto marronáceo).

El baile de hormonas también afecta, cómo no, al estado de ánimo. En este aspecto he estado bastante bien, la verdad. Si bien es cierto que he estado un poco más susceptible que de normal, no he tenido cambios de humor ni me he sentido sobrepasada por la situación y el cambio de vida.

 

Anuncios

12 thoughts on “La cuarentena

    1. Mañana tengo cita con la matrona, que aún no conoce al peque, así que se lo comentaré todo, también que me canso mucho, a ver si me manda analíticas para ver el hierro…

      Sí que pasan rápido los días, ya verás como sin darte cuenta haces tú un post sobre la cuarentena! Cómo estás? Muaks!

      Le gusta a 1 persona

      1. Llevo toda la cuarentena alimentándome con comida rica rica hecha por mis padres, jejeje. Puede que sea la tensión, que ahora la tengo casi siempre bajita, pero ella que me mande la analítica y salimos de dudas. 😛

        Me gusta

  1. Que royo el tema de reconocer cuando todo está aun fresco….pero es lo que toca!!! con el tema de la cesárea y el sangrado de tantos días puedes estar flojita, el paté y los mejillones tienen mucho hierro!!! Yo los como y en la ultima analitica de hace días tengo la anemia perfecta, me dijo el gine que para estar embarazada estaba mejor que muchas y que el!!! los mejillones y el paté la piara me han ayudado jajjajjaj

    Le gusta a 1 persona

  2. Yo también terminé ayer la cuarentena! Yuhuuu! Yo esta vez he manchado muy pocos días, hace semanas que ya no mancho. Ayer tuve la revisión posparto y la matrona me dijo que todo iba bien y me habló de la minipildora anticonceptiva y me mandó unos análisis de sangre para ver qué tal todo. Espero que tu sangrado desaparezca prontito. Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

  3. Quina rabia haver d’esperar tant i amb un nadó al que ja has llevat abans d’hora, que ja está tocadet per no haver dormit el que necessitava… i en qualsevol moment vol pit, dormir, té el bolquer brut, necessita moviment o intimitat… i has d’estar amunt i avall per calmar-lo mentre esperes.
    Que brutota, no costa res ser una mica més delicada!! No entenc per que un tacte si amb la eco i l’espècul ja hauria d’haver vist tot…
    A mi no m’ha passat, però vaig llegir que a algunes dones, desprès del sagnat de cuarentena, tènen un altre sagnat final (com dius, sang vermella després de haver tingut ja les restes marrons), com per acabar de fer net, i es completament normal. Ara bé, aquest darrer, segur que es per la triple invasió que t’ha fet aquesta dona… Espero que acavi aviat, i que no sigui recla! Deus estar fluixeta amb tanta sang que has perdut, cuida’t molt, abraçades ❤

    Le gusta a 1 persona

    1. El personal té poca empatia amb els pares i els xiquets. El dia que m’havien de llevar les grapes de la cesària vam arribar 5 minuts tard perquè Guillem va necessitar mamar just quan anàvem a eixir de casa. Bé, vam eixir del centre de salut quasi a les 2, i crec que hi vam arribar cap a les 12:30, perquè em van deixar l’última perquè havia fet tard: de res va servir que diguera que el meu fill de 8 dies havia demanat pit i per això havíem fet tard.

      Sí, el darrer sagnat va ser per l’exploració: l’endemà ja no en tenia i ja no he marcat més tampoc. Muaks, bonica!

      Le gusta a 1 persona

      1. Quina poca comprensió, de debó! Com si poguessim triar si el nen té gana o no, i quan :/
        No se fins a quin punt es legal això de castigar-vos i deixar-vos els últims, i amb un nadó… no se si es pot reclamar. Jo amb la prepotència no m’arronso i si cal, la lio.
        La infermera d’en Biel em va esbroncar l’altre dia, i això que vaig trucar al matí per avisar que el bus no em cuadrava (on vivim no n’hi ha molts per triar). Quan va començar a parlar, li vaig aixecar la cella i va intentar-ho arreclar. Com no vacunem ni seguim les pautes d’alimentació amb el BLW, em despatxa ràpid i amb suficiència dient que no em pot dir res més perquè tot ens ho fem tot nosaltres -_-
        Està dolguda perquè em vaig saltar tots els seus mals consells, sobre tot en la lactància, i el nen està perfecte, saníssim, fent pit a tope, menjant de tot en un mes que fa AC, avançat en quant a psicomotricitat… Vamos, que no pot dir res dolent, tot i que sempre està buscant el defecte. I aixó que ella es pro-teta, i entén que no vacunem… Però com la majoria espera a que li diguin punt per punt que han de fer, i nosaltres ja anem informats de casa XD
        No se perqué, però molts sanitaris tenen una prepotència… necessiten ser una autoritat, i jo no els hi dono pas aquest gust, si el seu ego tè gana no es el meu problema 😉

        Le gusta a 1 persona

      2. El pitjor és un cartell a la zona de Pediatria del centre se salut que diu que si fas tard a la revisió ja no te la fan eixe dia. Flipant, i més sabent com saben com són els xiques. De fet, ahir no li vaig donar pit a Guillem (només un parell de xucladetes perquè “enganyara” l’estómac) abans de la revisió perquè la teníem a les 10 i el vaig haver de despertar, dutxar-lo (de nit suem perquè estem 9 hores enganxats l’un a l’altre) i vestir-lo, i com que havia menjat hora i mitja abans i si li donava féiem tard, vaig ser molt mala mare i no li vaig donar fins que vam eixir de la revisió: per sort va ser 20 minuts després d’eixir de casa.

        És que per desgràcia s’ha d’anar informat de casa, perquè hi ha massa professional que no s’actualitza. I, com dius tu, es creuen Déu. -_-

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s