Cansancio

Sí, estoy cansada. Muchos días agotada. Ser madre es lo mejor que me ha pasado nunca, levantarme cada día con mi hijo encima es una bendición. Que me mire o me sonría me hace olvidar todo lo demás. Pero estoy cansada, a medida que avanza el día me voy apagando poco a poco.

Sé que no es justo que me queje, puesto que ni limpio ni cocino ni hago nada en casa: de estas cosas se encargan mi marido y mi madre. Yo me dedico a cuidar de mi hijo en exclusiva, pero es que hacerlo no me permite nada más, ya que el peque y yo nos pasamos el día juntos.

Como sabéis, Guillem es un bebé de alta demanda y siempre tiene el pecho en la boca. Y yo tan contenta, porque eso sólo puedo dárselo yo y me encanta hacerlo. Pero me chupa la energía y poco a poco, a lo largo del día, me voy apagando y me canso hasta el punto, algunos días, de llorar sin motivo. De hecho, sigo adelgazando y aunque me tome Natalben lactancia y hierro, me canso muchísimo.

Intentamos que coja el chupete, al menos cuando salimos de casa (ya lo expliqué aquí), pero cada día lo quiere menos. Hasta ahora lo había aceptado bastante bien fuera de casa, pero llevamos un par de días que lo escupe nada más tocar la tetina. ¿Qué quiere decir eso? Que si queremos salir tenemos que parar muchas veces o ir caminando con el peque a la teta (que por suerte ya podemos), y eso implica que se pasa prácticamente el 90% del tiempo que está despierto pegado a la teta.

Y el 100% del tiempo que está dormido encima de mí, porque si alguien lo coge o intento dejarlo en el carro o en la cuna, se despierta. Y, creedme, tener casi seis kilos y medio encima durante 14-16 horas (sin contar las 6-8 que se tira al pecho) también cansa.

Como también me cansa preocuparme por si le pasa algo o sufre cuando, a veces, vomita. Porque en esos casos vomita, no se trata de regurgitaciones. Creo que lo hace porque está tragando todo el día y, claro, tiene mucho excedente. Lo creo porque estos vómitos suele tenerlos cuando ha mamado hace muy poco y pide pecho y me lo vacía nuevamente, de manera que no mama por hambre y toda esa leche que ha tragado no la necesitaba, sólo necesitaba calmarse. El vómito no va acompañado de malas caras ni de llanto, tampoco se dan después, que parece quedarse muy tranquilo. Pero igualmente psicológicamente cansa.

Y no me malinterpretéis, porque me encanta y he decidido libremente, y no me arrepiento, criarlo así, pero esto no quita que acabe el día cansada. Y esta parte de la maternidad también hay que contarla. Igual que digo que la lactancia está siendo muy gratificante, digo que hay días que me pasa factura.

Anuncios

13 thoughts on “Cansancio

  1. Aiii… Como te entiendo! Las mías viven pegadas a la teta y durante el día las mini siestas que hacen las hacen en el cojín de lactancia pegadas a mi, si las bajas al sofá o a la cuna se despiertan enseguida! Tienen un buen sensor, jajaj! Y si, es cansado y a veces duele la espalda… Hacemos lo que es mejor para ellos pero una cosa no quita la otra. Animo! Para las dos jajaja!

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí, sí, en esta casa parece que el carro, el sofá o la cama tienen agujas. XD A mí el dolor físico ya no me pasa factura: estuve mes y medio con dolores de brazos y hombros, pero ya se han acostumbrado al peque, así que ahora sólo tengo algún dolor aislado de lumbares por alguna mala postura, pero lo que peor llevo es el cansancio psicológico. Sí, sí, ánimos para las dos! :*

      Me gusta

  2. Criar a un bebé recién nacido es cansadísimo, lo hagas cm lo hagas. Pero yo siempre dije q si a todo eso le sumas biberón arriba, biberón abajo y paseos x el pasillo durante la noche.. debe ser un terror. Hablo desde la absoluta ignorancia xq no es mi caso, pero si q lo he oído a mis amigas de biberón q lo peor es tener q prepararlos hasta x la noche. Ánimo, es duro pero tan bonito.. q cuando ya no lo sea lo echaras de menos ❤

    Le gusta a 1 persona

    1. Coincido con lo del biberón: si cuando usamos pezoneras me hice con tres pares para no ir tanto a limpiarlas, imagínate levantarte a calentar agua, mezclar, etc., después esterilizar… En realidad me encanta tenerlo siempre pegado, pero hay noches que psicológicamente estoy muerta, sobre todo esos días que ni puedo darme una ducha de 5 minutos… 😛

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s