2 meses

Sí, ya han pasado dos meses. El tiempo pasa volando y veo que se me escapa de las manos sin apenas saborearlo. Y lo peor de saber que esto funciona así es pensar que los próximos meses y años me pasarán igual de rápido y que cuando quiera darme cuenta mi pequeño será mi grandullón y ya sabrá caminar, leer, escribir… Soy una exagerada, lo sé, pero es que estos dos meses se han esfumado sin darme cuenta.

Siguiendo la línea del post del primer mes (podéis leerlo aquí), en este post haré un resumen de cómo nos ha ido a grandes rasgos y en otro post os comentaré qué hace mi bebé de dos meses, tal y como hice cuando cumplió el mes (podéis verlo aquí). Así pues, empecemos por lo básico: cómo está el peque.

Pues Guillem está estupendo, crece sin control y está de lo más activo. Hoy, que cumplimos 9 semanas (los dos meses los cumplimos el domingo), hemos ido a la revisión de los 2 meses. En este caso no ha visto al peque la pediatra, sino la enfermera: ha hecho lo mismo que la pediatra pero sin ser pediatra. Por lo tanto, ha pesado, medido y explorado al peque. También lo ha puesto de pie y boca abajo. Todo muy bien.

Se mantiene erguido, aguanta bastante rato la cabeza, boca abajo intenta reptar y levanta mucho la cabeza, sigue el movimiento con la mirada, responde a los estímulos y ruidos… Hoy ha pesado 6.655 gramos, desnudo y con el estómago semivacío (había comido dos horas y media antes y se habia hecho una supercaca 20 minutos antes, digo esto porque cuando vamos a la farmacia no sólo lo pesamos con ropa, sino bien comidito también, jeje). Ha medido 64’1 cm y el perímetro craneal 41’2. Con respecto a los percentiles, seguimos en un percentil altísimo, ahora lo explico. La enfermera lo ha visto muy despierto y ha dicho si le dices a alguien que el peque tiene 4 meses se lo cree, tanto por el tamaño como por lo espabilado que está y las cosas que hace.

Hablemos del percentil. En las gráficas de la cartilla del peque no se distingue el punto exacto en el que se encuentra, ya que es una gráfica pequeña con las líneas y los cuadros muy juntos. En cambio, hay una página que te saca los percentiles de acuerdo a lo que dicta la OMS, y te lo da exacto. Empecemos con los de la cartilla: 95-96 de peso, 98-99 de altura y 97 de cabeza. Los que proporciona la web según lo que dicta la OMS son más altos: 97’7 de peso, 100 de altura y 98’2 de cabeza. Tenemos, pues, un bebé grandote. 😛

Con respecto a la revisión del mes, ha aumentado 1.275 gramos, ha crecido 5’6 cm y la cabeza le ha crecido 1’7 cm. No está nada mal. Para acabar con la visita de hoy, decir que tocaban vacunas y que el peque se ha portado como un campeón: me lo he puesto al pecho y sólo se ha separado al sentir el pinchacito, se ha quejado un poco y ha seguido mamando como si nada. Después lo hemos repetido con el otro pecho. Dos pinchazos se ha llevado hoy.

Por lo demás, Guillem sigue siendo un sol y se porta estupendamente. La verdad es que hemos tenido mucha suerte con él: no es para nada llorón, se queja poco, pasamos noches muy buenas y no hemos tenido ningún día que podamos decir que haya sido malo.

Como ya comenté, hemos dejado las pezoneras y ya mamamos sin ellas, aunque tengo un post pendiente sobre el tema porque aún las usamos en algún momento. Pero ahora lo importante es remarcar que se ha cogido estupendamente al pecho y que le encanta aún más mamar aunque a veces le sale demasiada leche, ya os lo explicaré mejor. Sigue siendo un bebé de altísima demanda durante el día y de baja demanda durante la noche. También le hemos dado chupete y lo coge muy pocas veces, de eso también os he hablado aquí, aunque ahora lo coge menos incluso que cuando escribí el post; de hecho, actualmente es raro que lo chupe y cuando lo hace suele escupirlo tras unas cuantas chupaditas.

El peque sigue durmiendo pocas horas durante el día, aunque hay veces que hace alguna siesta de 3-4 horas, pero cada día menos. Esta última semana las siestas las hace de una o dos horitas y hace un par o tres durante el día. En cambio, de noche sigue durmiendo como un campeón y hemos llegado al máximo de tiempo seguido durmiendo que han sido, justamente hoy, 6 horas y 50 minutos, y no ha sido más por mi culpa, porque necesitaba ir al baño y al dejar al peque sobre la cama se ha despertado. Porque sí, porque cualquier superficie que no sea mi cuerpo, el de mi marido o el cuerpo de mis padres parece que tenga agujas y se despierta al rozarlas. Las noches que más pide, que han sido 3 o 4 en todo el mes, se ha despertado cada 3-4 horas. Y una noche que le dolía la barriga se despertaba más seguido, pero por el dolor, daba dos chupaditas, se tiraba un pedete y seguía durmiendo, pero ¿qué es una noche de 30? Eso sí, desde el jueves pasado se ha acostumbrado a dormirse entre las 12 y las 12:15 de la noche: enrtamos tras cenar, mama una horita, está media hora o tres cuartos al querer y vuelve a mamar para dormirse.

En lo que hemos mejorado mucho es en tenerlo yo encima sin que pida: aún le cuesta no hacerlo, pero ya estamos un poco más de rato, aunque lo mejor es que si está bien comido y muy cansado se duerme en mis brazos sin mamar, y eso sí que es un auténtico logro. Ayer nos llegó un fular elástico y, aunque no lo hemos usado más que cinco minutos en cada prueba, creo que le gusta. Ahora sólo falta que aprendamos a mamar en él y ya podré hacer cualquier cosa.

Y aunque sigue sin gustarle el carro, hay días que aguanta 20-30 minutos, pero no suele pasar. Lo que sí que le gusta ya es la bañera, ahora lo que no le gusta es que lo saquemos de ésta, jeje.

 

 

 

 

 

Anuncios

9 thoughts on “2 meses

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s