Nueva relación con el chupete

Nuestra nueva relación con el chupete es de interés puro y duro. De todos es sabido que a Guillem no le entusiasmaba el chupete, y sigue igual, lo que ahora lo “acepta” en el coche. He de reconocer que sólo se lo ofrezco en el coche y nunca fuera de éste.

Pues bien, al principio lo chupetea y rechupetea porque no sabe cómo chuparlo; de hecho, intenta hacerlo como con la teta, lo que nos ha dado momentos realmente graciosos como verlo chupar con el labio por fuera del plástico del chupete. Y es que el pobre debe de pensar que aquello no es su teta y por eso si no se lo sujeto lo escupe tras 10-15 chupadas. 😂

Conste que no lo obligo, que si no coge el chupete por propia voluntad no se lo aguanto, lo guardo. Sólo en caso de aceptarlo se lo aguanto, ya que lo tranquiliza, pero lo expulsa porque no está acostumbrado a él…

Como he dicho, sólo le ofrecemos el chupete en el coche. Y lo hacemos por una buena causa: para evitarle una llorera de padre y muy señor mío. Y es que a este pequeñajo  ahora le gusta la ducha, pero le disgusta el coche y es ponerlo en la sillita y a los 5 minutos empezar a berrear, y eso que siempre voy a su lado tocándolo y hablándole/cantándole, pero parece que estamos en la etapa, por ejemplo, noquierococheporqueprefierotenerespacio.

Con o sin chupete acaba durmiéndose, pero creemos que es mejor que se duerma con chupete que llorando. Y, claro está, sigo “humanizando” el uso del chupete: lo miro a los ojos hasta que se duerme y le toco la cara para que me huela.

Al bajar del coche nos olvidamos del chupete (tanto fuera como dentro de casa) y volvemos a nuestra querida teta, que es lo que le daría en el coche en caso de poder, pero en el coche nos interesa a todos el chupete: al peque para no llorar y a nosotros para no sufrir viéndolo llorar. Ahora es cuando la opinología popular diría: “déjalo que haga pulmones”, “tiene que acostumbrarse a llorar” o cualquier idiotez por el estilo.

Anuncios

7 thoughts on “Nueva relación con el chupete

    1. Hehe, és complicat: no li’l done perquè quan tenia mes i mig em vaig posar ungles postisses, perquè me les mossegue i les tenia fetes una merda. De fet, fins al mes i mig li donava el dit i vaig aguantar fins al mes i mig perquè no volia donar-li abans el xupló… I, clar, ara no li done el dit perquè és tot química…

      Le gusta a 1 persona

      1. ah, així doncs no, un dels requisits per fer-ho es dur ungles curtes y sense pintar. Jo quan les duc pintades li dono l’artell, que no li agrada tant, però el calma una micona. Ara ja no els xuma, però si mossega pel mal de genives 🙂

        Le gusta a 1 persona

  1. Aish pues lo voy a probar! Irene también se pilla unos berrinches que no hace temerle cada vez que tenemos que usar el coche. A ella tampoco le gusta el chupete, pero como Guillem cuando quiere consolarse si que lo chupetea, aunque también se le cae si no se lo sujeto. Voy a probar la próxima vez a ver si tenemos un viaje tranquilo. Besosss y gracias por compartir tus experiencias!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s