Crisis de los 3 meses

Tengo un par de posts pendientes, sobre todo me interesa el de los avances del peque este mes, pero no me dan los días para más.

Hacia las 10 semanas (ahora tiene 14) mi niño cambió sus patrones de comportamiento con lo que a la teta se refiere:

– Aunque es un niño de alta demanda, durante la noche dormía 6-7 horas sin despertarse, pero hacia la semana 10 esto empezó a cambiar y comenzó a despertarse por la noche cada 2-3 horas, con suerte 4. Durante el día también hace las siestas más cortas.

– Duerme con el pezón en la boca.

– Hace más tomas, sobre todo nocturnas, porque durante el día ya hacía muchísimas

– Hace tomas más cortas. Cuando está lleno, se aparta del pecho y si le vuelves a ofrecer (ése o el otro), se aparta y no quiere más.

– A veces se inquieta mientras mama e incluso hay ocasiones en las que lloriquea.

– Hace algunas tomas caóticas (esto ha ido mejorando con el paso de los días): se coge, se suelta, lo mira y escucha todo (es normal, ten en cuenta que están descubriendo el mundo), se vuelve a coger…

–  Hay veces que, aunque tenga mucho sueño, no quiere dormir y como sabe que mamando se duerme, empieza a patalear hasta que lo aparto del pecho. Al final se duerme, pero lo porteo o lo paseo en brazos porque no quiere pecho.

– En cambio, también hay tomas en las que se pone nervioso porque al vaciar tan rápido el pecho no le da tiempo a dormirse y si sigue mamando vomita y quiere dormir y no puede.

– Coge menos peso (también es normal), aunque las últimas veces que lo he pesado ha cogido más de 200 gramos semanales, pero es bastante menos de lo que ponía.

Esto es todo lo que nos pasa a nosotros respecto a mamar. Con respecto a los pechos, yo sigo notando las subidas de leche, los tengo llenos si no se pasa el día mamando (que muchas veces lo hace), siguen goteando a veces… Eso sí, no es tan exagerado como antes, que me chorreaban y me dolían de lo duros que los tenía.

También necesita más contacto que de normal, y eso ya es decir, jeje. En realidad, me necesita más a mí: me tengo que duchar por partes (pelo y cuerpo por separado) y, si lo coge alguien en brazos, “pasa revista” cada pocos minutos para comprobar que sigo presente y, si no lo estoy, se queja hasta que me ve.

Así está siendo nuestra crisis de los 3 meses, que dura ya un mes, pero la situación va normalizándose poco a poco.

¿Vuestr@ hij@ pasó por la crisis de los meses? ¿Cómo la vivisteis vosotros?

Anuncios

5 thoughts on “Crisis de los 3 meses

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s