No, no lo estoy malcriando

Por segunda vez tras tener al peque hago un post en el que parece que me justifico. Ya me pasó con la cesárea. Pero no, no me justifico, en realidad hago todo lo contrario, lo escribo para decir que estoy hasta el coño de los metomentodos y que, a diferencia de ellos, estoy muy orgullosa de lo que hago.

¿Que por qué digo esto? Porque estoy harta de que la gente se crea con potestad para no sólo dar su opinión sin que nadie se la pida, sino también para juzgar lo que una hace. Al principio callaba, después contestaba con buen tono, ahora ya respondo en mal tono y con cinismo si es posible.

Nosotros hemos decidido criar a nuestro hijo “con apego” (primera etiqueta que hace que parezca que lo que hacemos no es lo normal cuando lo anormal es criar sin apego), que no es más que criarlo con amor y responder a sus necesidades sin que el niño se tenga que coger un berrinche de cuidado. Que sí, que mi niño llora, a veces y poco. Llora porque se cae, porque se asusta, porque nos tenemos que ir de un sitio, porque le vamos a cambiar el pañal… pero jamás llora por estar desatendido o sentirse solo.

Mi hijo es libre y hace, ante nuestra mirada y presencia, lo que quiere (siempre que no suponga un peligro para él). Apenas come pero experimenta mucho con los sólidos. Mama cómo y cuándo quiere, si quiere mamar acostado en el suelo, allí que vamos. Juega a meter dinero en huchas. Apila platos. Camina suelto por la calle. Investiga y experimenta tanto como quiere.

Pero siempre estamos ahí. Cuando se despierta, sea la hora que sea, me tiene al lado. Cuando se cae nos tiene al lado. Cuando nos necesita nos tiene al lado. Siempre. Y no, eso no es malcriarlo, no es malacostumbrarlo, no es enmadrarlo. Eso es criarlo con amor y seguridad. Criarlo libre y feliz. Nosotros no educamos a nuestro niño, como si fuera un animal sin capacidad de decisión, a comer y dormir a X horas, ni lo acostumbramos a nada que no le guste a base de dejarlo llorar (carro, cuna, parque, chupete…), ni le decimos cómo debe comportarse, ni lo reñimos si se le cae algo…

Que yo sé que las críticas vienen porque muchas veces con nuestra actitud dejamos en evidencia a muchos padres y a muchas madres, pero los dejamos en evidencia ante ellos mismos, porque nosotros jamás hemos ido a un padre o a una madre a decirle cómo tenía que criar a sus hijos.

Así que, nada, os podéis meter por donde os quepan vuestros “no puedes hacer siempre lo que él quiera”, “no puede hacer lo que le plazca”, “tienes que hacer algo mientras el niño duerme”, “no llora porque antes de quejarse ya lo estás atendiendo”, “no puedes trabajar con él en casa”, “la guardería es buena”, “tiene que acostumbrarse a estar sin ti”, “hará la comunión y aún mamará”, “no puede dormir siempre en tu cama”, “ya es muy mayor/pesa mucho para ir ahí” (porteo)… Que por aquí vamos a seguir con las tetas al aire; colechando; sin parques ni carros ni cunas; con fulares, bandoleras y mochilas; experimentando; siendo libres, pero, sobre todo, siendo felices.

Anuncios

12 respuestas a “No, no lo estoy malcriando

  1. A mi me parece estupendo que críes a tu hijo como te de la gana, faltaría más, pero eso de “ni le decimos cómo debe comportarse”… en fin, a los niños hay que educarles, enseñarles a comportarse, son normas de educación y de convivencia, porque vivimos en una sociedad y considero importante que facilitemos la vida a los demás y molestemos lo menos posible y eso trato de inculcarle a mis tres hijos. Una cosa es que sean libre y otra que se comporten como si viviésamos en la jungla. Tu hijo ahora es un bebé, pero a la larga será un niño insoportable, y creéme que conozco muchos casos así y huyo de ellos. Lo demás (colecho, porteo, pecho a demanda, blw…) me parece todo perfecto, cada uno lo hacemos como queremos y yo lo respeto todo, yo he sido de biberón, papillas, chupete, cuna propia…. y no me siento culpable, mis hijos son niños sanos, felices y educados y todo el mundo comenta que es un placer estar con ellos.

    Me gusta

    1. Bueno, no sé cómo se comportarán en casa los padres de los niños que tú dices que se comportan como en la jungla, ni tampoco qué entiendes tú como “comportamiento de jungla”. Pero nosotros no educamos a nuestro hijo, lo criamos , y en la crianza las formas son importantísimas, pues aprenden por imitación. Nosotros nos comportamos bien y entiendo que imitará lo que ve en casa, no me hace falta decirle cómo debe comportarse, la verdad. No sé cómo será dentro de unos años, pero siendo tan pequeño ya comparo su comportamiento con el de otros bebés a los que enseñan y creo que es mejor. También tendríamos que ver qué es para cada uno que un niño se comporte bien, porque un niño es un niño y se tiene que comportar como tal, no como un adulto de 50 años.

      Por otro lado, no pareces respetar mucho que no enseñe a mi hijo normas de comportamiento, tampoco pareces respetarlo a él cuando dices que será un niño insoportable.

      Le gusta a 1 persona

      1. Esa es tu opinión, yo si respeto lo que tu haces (básicamente me da igual porque no va a afectarme puesto que dudo que coincidamos nunca), pero tú no respetas a los demás. Un niño es un niño, está claro, pero puede comportarse bien (o lo que a mi me parece que esté bien, que no creo que coincidamos en esto) y no hacer la vida imposible a los que los rodean. Como te he dicho, tengo tres hijos y siempre que vamos a algún sitio lo primero que les digo es “vamos a tratar de no molestar”, si quiero que corran, chillen o trepen, me los llevo a un parque, que para eso están, si vamos a una tienda o un restaurante, lo siento, pero allí quiero que no molesten al resto de los que comparten el espacio con nosotros. En fin, suerte en tu andadura, por tu hijo, por ti y sobre todo por las personas que les toque convivir con vosotros

        Me gusta

  2. Nosotros también criamos a nuestros hijos con amor. Estoy a su lado si se cae, si llora, si se despierta por la noche…
    Pero también intento educarle, no solo criarle. Darle unas normas básicas de comportamiento, a veces intento que nos imite, otras intento razonar con él una y otra vez y otras veces son reglas impuestas, como por ejemplo “no se puede pintar en las paredes”.
    Cada familia hacemos lo que podemos, verdad? Aunque a veces seamos criticados (ufff, hasta la saciedad) yo creo que todos actuamos pensando en el bienestar de nuestros hijos.
    Un besazo 😉

    Le gusta a 1 persona

    1. Por aquí las paredes aún no son de su interés, jajaja! Pero cuando lo sean supongo que intentaremos ponerle papel de pizarra o habilitarle un trozo para pintar. De momento nos decora la tarima, pero las pinturas se van con agua, así que no hay problema. 😉 Yo también intento razonar con él, dentro de lo que se puede hacer siendo tan pequeño, claro.
      No dudo que cada uno haga lo que puede o lo que sabe, y por eso yo no iré nunca a decirle a unos padres cómo comportarse con sus hijos justo por eso. Ni a esos padres que vienen y me lo dicen a mí. Pero, vamos, que ya se podrían callar cuando nadie les pide opinión. 😩

      Un abrazo, guapa!

      Me gusta

    1. Si alguien duda de eso es que no ha entendido mi post. Jamás dejaría que mi hijo pusiera en riesgo su integridad física. Si algo intento es que sea un niño feliz, sano y consciente de las situaciones. No coge cuchillos, no baja las escaleras solo, no se sube a la mesa y se tira de cabeza, no mete la mano en la tostadora… Mi hijo es libre, que no quiere decir que no se le diga que no jamás, pero se le explican las cosas, no se le impone nada. Y eso es importantísimo para la libertad.

      Me gusta

    2. El problema que veo yo es que muchos “límites” se ponen por comodidad de los padres. A los niños se les niegan muchas cosas para así no tener que estar pendientes de ellos. Y eso no es criar, es algo diferente. Yo a mi hijo no lo educo, lo crío, y los niños aprenden por imitación.

      Me gusta

  3. Dame un ejemplo de tu manera de criar para poder entenderlo mejor. Tengo 3 hijos que crié, son maravillosos hijos. Tuvieron los límites normales. Siempre los deje “decidir” sus cosas, Cortes de pelo, ropa, colores, juguetes, pero tuvieron los límites que necesitaron para poder saber que era bueno y que era malo. Cada padre sabe que hacer con sus hijos, la idea de comentar este post no es para atacar ni criticar, solo entender tu punto de vista. Saludos y cada día aprendemos algo.

    Me gusta

    1. Sigo sin ver dónde está el problema en este post ni qué punto de vista hay que entender. No hablo de dejar al niño en la carretera para que la cruce solo, no veo que hable de darle cuchillos para que se corte, ni de dejarlo que se tire por las escaleras. El niño sabe lo que está bien y lo que está mal, pero para enseñárselo no hace falta estar todo el día con el “no” en la boca, por ejemplo. He releído el post y me parece que está muy claro lo que en esta casa intentamos enseñarle al niño, que es, ni más ni menos, que a ser feliz y a tener personalidad propia. Y, claro está, nos adaptamos nosotros a él, no él a nosotros, faltaría más. Igualmente, si sigue durmiendo un poco más intentaré hacer otro post en el que hable de nuestra crianza, jeje. Gracias por pasarte por aquí y comentar. 😉

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s